miércoles, 10 de enero de 2018

Estamos en los comienzos del 2018 y sin embargo, ya recibí muchas consultas de pacientes con dolor en las mandíbulas.

Me preguntan si es o no un problema de ATM, algo muy difícil de determinar sin un estudio de diagnóstico personalizado y preciso.

Un paciente en particular, me comentó que luego de comer un turrón con almendras, sintió un dolor muy fuerte y se le trabó la mandíbula.

Vamos a analizar porqué se puede producir este problema.

Como les comenté antes, no puedo arriesgar un diagnóstico sin un análisis profundo dada la complejidad de las ATM.

Debido al hecho, el paciente fue a una urgencia odontológica y le diagnosticaron una  Luxación Anterior del Disco.

Pero se puede diagnósticar con apenas una pequeña revisión eso?… ¿era una luxación?

No necesariamente, ya que la luxación anterior del disco es un síntoma, pero nadamás.

¿Qué puede provocar la luxación?
Dos motivos:
1. lesion de los ligamentos, siendo el problema el ligamento y no el disco
2. Que el condilo esté muy hacia adelante

Ahora, si el profesional retiene el cóndilo en la posición correcta, no existe mas luxación anterior del disco, ¿por qué? Porque no era esa patología, sino que se trató de  un movimiento posterior sobre la cabeza de condilo, que desplazó el disco hacia delante. 

Ahora bien, si no resuelvo este problema y dejo esto trabajando en esa posición tan posterior voy a tener una real luxación del disco que además va a producir un corte el Ligamento.

Al colocar el cóndilo en la posición correcta,  deja de haber compresión retrodiscal,  síntomas y dolor, porque el dolor sale de la compresión de la zona retrodiscal.

En este caso en particular,  el morder algo muy duro provocó que el cóndilo se vaya hacia adelante.

Por tal motivo, debemos tener en cuenta que se suelen cometer errores graves en la búsqueda de soluciones.

En primer lugar, hay que identificar al intermediario que conduce al cóndilo  hacia delante y evitar la relación centrica, porque si tenemos un disco luxado, cuando ponemos el cóndilo en relación céntrica empujándolo hacia atrás, vamos a tener los dos discos luxados.

En que caso vamos a tener la doble luxacion del disco si empujamos la mandibula hacia atrás?

Por ejemplo, cuando se pierde el anclaje Posterior por extracciones, o cuando se empuja la mandibula hacia atrás por dormir boca abajo, o cuando se muerde algo muy duro de manera lateral, o cuando hicimos una ortodoncia y pusimos la guía incisiva de acuerdo a condiciones esteticas y no funcionales.
y porque estéticas y no funcionales? Porque cuando uno hace Ortodoncia busca dejar los dientes todos derechitos y si los dientes están mal colocados va a haber falta de soporte porque la mandíbula se va hacia atrás y ocurre la Compresión Retrodiscal.

La situación planteada, se replica todos los días en mi consultorio.


Por eso, es indispensable los diagnósticos profundos antes de iniciar un tratamiento.

Es importante para conocer lo que nos pasa con el desconcierto que provocan las ATM, conocer su anatomía.

Entonces, permítanme esta breve lección de anatomía, que aunque parezca tediosa, permite identificar donde se ubica el problema y cuál es la importancia.

Si observamos la zona, vamos a ver que tenemos una FOSA MANDIBULAR, que antes se llamaba Cavidad Glenoidea, el TUBERCULO CIGOMATICO que antes se llamab Raiz Transversa del Cigoma, el DISCO ARTICULAR , CABEZA DE MANDIBULA llamado cóndilo y el LIGAMENTO BILAMINAR.

Cuando se pone este sistema en movimiento se moviliza el disco y cuando lo hace, el sector posterior de las laminillas de Zenker permiten el ingreso de una gran cantidad de liquido sinovial que cuando vuelve el Condilo hacia atrás por PERFUSIÓN, la sustancia retrodiscal entra dentro de la ATM y entonces, limpia y nutre el Disco Articular y la Cabeza de Mandibula.

El disco articular, no tiene Vascularizacion propia , se mantiene nutrido por IMBIBICIÓN con el Liquido Sinovial.

Esto permite que la articulación funcione correctamente, con flexibilidad y no se desgaste, logrando un amalgamiento perfecto que define el sistema estomatognático.

Lamentablemente las ATM pasan inadvertidas pese a ser de una gran importancia.

Veamos por qué:

Entre sus funciones está la que permite la lateralidad  (mover el mentón hacia los laterales).
El Descenso y ascenso que significa abrir y cerrar la boca para comer,  comunicarse, digerir, gritar, etc. Protusión y retrusión, (cuando se mueve el mentón hacia adelante y hacia atrás) si bien el ser humano no usa mucho estas funciones, completan la flexibilidad que exige el sistema.

Sin la articulación temporomandibular no podríamos comunicarnos, ni alimentarnos, es decir, nos estarían negadas acciones vitales, con lo cual la vida se transformaría en una verdadera tortura insoportable de poco tiempo.

Dicha sensación es la que habitualmente me transmiten los paciente con sus frases angustiantes que se resumen en: “no soporto el dolor, no puedo hacer nada, me impide vivir”.


Por ello es importante que los lectores conozcan esta complejidad, y el motivo de por qué es dificil diagnosticar acertadamente sin un estudio profundo de la patología.

Ante tal situación les recomiendo que consulten con un especialista y exijan un diagnóstico pormenorizado.

Un error de impresición en la definición del problema,  es un tratamiento equivocado que agravará su situación.
A veces resulta increíble  que aún cuando las momias egipcias tenian problemas de ATM,  y hasta los Patagones en tiempos Precolombinos presentaban la disfunción, todavía no se le da la importancia que tiene y no se atiende como un verdadero problema de la sociedad moderna que afecta entre un 40 y 50% de la población general.
Por ello, mi deseo va para todos aquellos que en este 2018 acuden a mis páginas buscando solución  a ese dolor desconcertante que provoca la patología de la ATM.
Sepan que es más común de lo imaginado y no se desesperen, existe la salida. Aquí estoy para ayudarlos con todo el compromiso y vocación que tengo, puesto en mi especialidad.

Por un 2018 sin dolor!

TRADUCTOR

SEGUIDORES