jueves, 20 de abril de 2017

Los trastornos de la articulaciónn temporomandibular (ATM) son muy frecuentes y requieren un diagnóstico exacto para su manejo y tratamiento.
En este caso, se presenta una luxación… ¿pero es luxación o no?. Situaciones como está son muy comunes en los problemas de ATM.
En la mayoría de los casos recomiendan cirugía, pero sinceramente, es preferible evitarlas.
Nuestro tratamiento es NO INVASIVO, esto permite recomponer la Articulación.
Este es el caso de un paciente que se cayó de su bicicleta y de pleno pegó la cara en el piso.
A los pocos días, al abrir la boca, desviaba la mandíbula hacia un lado, el diagnóstico fue, luxación anterior del Disco, pero en rigor de verdad, la luxación anterior del disco es un síntoma, ese disco puede estar Luxado por dos motivos o una lesión de los ligamentos (siendo el problema el ligamento y no el disco) o bien, puede deberse a que el cóndilo estaba muy hacia atrás.
Muchos pacientes no se tratan situaciones como esta, tal como lo hizo el que hoy traemos como ejemplo, entonces, al dejar trabajando el cóndilo en esa posición tan posterior, provocó  una real luxación del disco y produjo el corte del ligamento, entonces, tuvo una real luxación anterior del disco, grave, con dolores intensos.
¿Qué es lo que se debe hacer en casos como estos?
Si se retiene el cóndilo en la posición donde debe ir, no hay más luxación anterior del disco, porque en realidad no era una luxación anterior del disco, sino, un movimiento posterior aumentado sobre la cabeza del cóndilo que desplazaba el disco hacia delante.
Al parar el cóndilo en la posición que corresponde, no es más una luxación anterior del disco, deja de haber compresión retrodiscal, deja de haber síntomas y dolor, porque el dolor sale de la compresión de la zona retrodiscal.
Eso sucedió con el paciente. Dejó de tener dólor y se mejoró.
Si notan algunos de estos síntomas, consulten con un especialista en ATM.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCTOR

SEGUIDORES