jueves, 19 de mayo de 2016

Hoy en día algunos oftalmólogos derivan a sus pacientes para un análisi de ATM (y lo bien que hacen).

Muchos síntomas oculares no corresponden a los problemas identificados con la especialidad, sino que tienen relación directa con las patologías temporomandibulares y sus síntomas.

Por lo general, cuando un paciente viene a un consultorio denunciando específicamente dolores que no corresponden a la típica artropatía de la ATM, tales como tinnitus, mareos o dolor detrás de los ojos, es necesario hacer un diagnóstico diferencial.

Existen casos, donde los antes mencionados y otros síntomas relacionados pueden estar asociados con una patología temporomandibular.

Sólo mediante el análisis concienzudo y exhaustivo, se identifica la patología para dar lugar sl tratamiento de ATM.

Ahora bien, ¿como un dolor en los ojos puede ser síntoma de una DTM?

Las ATM son quizá el ejemplo más claro de la estrecha interrelación que existe en todo el cuerpo.

Nuestra mandíbula (único hueso móvil del cráneo), cuando se mantiene en una posición desequilibrada entre los músculos, las ATM y los dientes de ajuste, genera necesidades de adaptación en la posición de la cabeza, la columna vertebral cervical, hombro, cuello y los demás grupos musculares.

Ocurre que el cuerpo suele enmascarar los síntomas de las DTM y hoy se considera que existe relación especíifca con la patología con estas dolencias fundamentado en muchos  estudios que demuestran lo demuestra, pero ninguno especifica la etiología (causa) de los mismos.

Al respecto, no se ha encontrado una causa específica que explique por qué las disfunciones de la ATM causan síntomas oculares.

Dentro de las diferentes hipótesis planteadas, se considera que los haces musculares y los músculos temporales esfenomandibulares profundos, terminan muy cerca o directamente en órbita cuando hipertensionados generan presión en la estructura visual.

Otra hipótesis, es que hirpertensionados los músculos,  podrían generar compresión de las ramas del nervio trigémino que causarían síntomas oculares.

Esta última hipótesis sostiene que los síntomas oculares surgen por "irritación" del nervio trigémino que refleja el dolor de la región detrás de los ojos.

También existe la posibilidad de considerar una distensión muscular en los vasos sanguíneos irrigando a la región del ojo, donde no se reduciría el suministro de sangre causando dolor

A pesar de las plausibles hipótesis anteriores, tenemos que actuar con precaución al llegar a los pacientes con síntomas oculares y hacer una diferencia precisa en el diagnóstico.
......................................

Si Ud sufre por si mismo o conoce a alguien con dolor en los ojos, que no fueron identificados por un oftalmólogo, piense que puede haber un problema en la ATM y es posible que, cuando se realice el tratamiento correctamente, los síntomas oculares disminuyen o desaparecen.

Si tiene alguno de estos síntomas, no dude en consultar con su oftalmólogo y con un especialista en Articulación Temporomandibular.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCTOR

SEGUIDORES